Livegens exporta su marca de moda sostenible a Miami y Malta

Livegens exporta su marca de moda sostenible a Miami y Malta

Materiales sostenibles y biodegradables son la base de la propuesta lanzada por Livegens para luchar contra lo que sus impulsores definen como "basuraleza", entendida como la presencia de residuos en entornos naturales. Hace poco más de medio año, los hermanos Aitor y Javier Ramón iniciaban la comercialización a través de su página web de su gama de complementos sostenibles diseñados y elaborados con bambú, diferentes tipos de madera, corcho, algodón orgánico y otros materiales sostenibles, que ya ha dado el salto del mundo online al offline.

Gafas de sol de bambú y relojes de madera sostenibles

Distinguida entre otros reconocimentos como el mejor proyecto de emprendimiento en los Premios MOCE, convocados por la Fundación Ronsel, BBVA y la Xunta, la floreciente conciencia social y medioambiental ha permitido a Livegens que diferentes puntos de venta en A Coruña, Vigo o Madrid y varios distribuidores internacionales de Miami y Malta vendan ya sus productos. En este tiempo la startup ha logrado superar las 500 unidades vendidas de su artículo estrella, sus gafas de madera polarizadas elaboradas con bambú, aunque también crece rápido en el área de relojes de madera sostenibles y otros productos ecofriendly.

Un proyecto sostenible, en el marco de un emprendimento verde y social

“El proyecto nació con fondos propios y en este tiempo hemos invertido unos 15.000 euros, pero en el segundo semestre de este año empezaremos a dar beneficios”, explica Javier Ramón, uno de los hermanos fundadores que se encarga de la comunicación y el marketing del proyecto. Debido a su pequeño tamaño, la compañía no cuenta con personal contratado ni fabricación en Galicia, aunque diseñan personalmente todos sus productos y esperan evolucionar con el crecimiento de la empresa. “A medio plazo pretendemos dar entrada a inversores para que el proyecto sea más escalable”, asegura. Aunque no elaboran sus productos en España sino de forma artesanal en diferentes fábricas de Asia, todas ellas están homologadas, auditadas y cuentan con la Certificación FSC del Consejo de Administración Forestal, lo que garantiza una gestión sostenible de los bosques. “Apostamos por el equilibrio sostenible, ser económicamente viables y que nuestros productos, además de respetuosos y duraderos, sean de la máxima calidad y accesibles para todos los bolsillos”, añade.

Más allá de su conciencia ambiental, también a través de su packaging sostenible, biodegradable y libre de plásticos o acciones como la limpieza de playas y montes, los promotores de Livegens están comprometidos socialmente, destinando parte de sus beneficios a labores sociales e impulsar proyectos solidarios.


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae