La autoescuela Soy18 inventa el método B.A.S.A.M, un innovador sistema para aprender a conducir

Soy18 es la primera y única autoescuela que dispone de un Bus propio para impartir clases de teórica. Mientras recorren las calles de Barcelona, los alumnos y alumnas pueden observar sobre el asfalto los conocimientos teóricos aprendidos en clase y, al mismo tiempo, ver en vivo los puntos más importantes o conflictivos de cada zona.

La teórica se complementa con clases en el Aula, donde se lanzan continuos juegos, retos y concursos on y offline que, además de garantizar un aprendizaje rápido y divertido, dan la oportunidad de conseguir premios y regalos.

La formación práctica también se aleja por completo del método habitual para seguir un proceso mucho más natural, similar al que pasa un niño cuando aprende a montar en bicicleta. El método recomienda iniciar las clases en los Simuladores profesionales. Con esto se pretende que los alumnos/as se familiaricen con todos los conceptos de la conducción, pero sin sufrir el estrés de la circulación real.

En una segunda fase se practica en vehículos híbridos automáticos, que permiten concentrarse exclusivamente en las dificultades de la circulación sin estar pendiente del embrague.

Por último, se da el paso definitivo a la fase de conducción integral con vehículos de cambio manual, en la que se aplican los conocimientos obtenidos anteriormente y tras la cual se puede afrontar el examen práctico con totales garantías de éxito.

Este sistema de aprendizaje es apto para todas las edades, sin embargo ha sido especialmente concebido para jóvenes de entre 17 y 24 años, como demuestran los apenas 39 euros que cuesta su oferta de matrícula, la cual incluye tarifa plana en los simuladores, todo el material necesario y la obtención de la teoría.

La apuesta de la autoescuela Soy18 con su método B.A.S.A.M es romper totalmente con el modelo establecido para conseguir el carnet de conducir, desterrando por completo conceptos tradicionalmente asociados al sector, como nervios, estrés o aburrimiento y proponiendo a sus alumnos y alumnas una experiencia global con la que, además de conseguir el carnet de conducir cuanto antes, lo hagan divirtiéndose.


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae