Foster Swiss, consultora bancaria internacional: informe de Licencias Bancarias Offshore

Foster Swiss, consultora bancaria internacional: informe de Licencias Bancarias Offshore

La obtención de una licencia bancaria offshore ha llegado a convertirse en un procedimiento extremadamente difícil en la mayoría de jurisdicciones de baja tributación, excepto en una, Puerto Rico, el territorio estadounidense es la mejor isla del Caribe para conseguir una licencia bancaria offshore.

Cuando se habla de licencia bancaria offshore, se refiere a aquella que le permite realizar todo tipo de operaciones bancarias internacionales, con la única limitación de no poder aceptar clientes de la jurisdicción emisora de la licencia. Es decir, si obtiene una licencia en Puerto Rico puede aceptar clientes de todo el mundo, incluyendo de Estados Unidos, excepto de Puerto Rico.

En 2012, Puerto Rico sustituye la existente Ley 52, adoptada por primera vez para permitir a la banca internacional competir con los centros bancarios offshore en el Caribe, con la Ley 273, cuyo objetivo es mejorar las condiciones para la realización de banca internacional en el país. Esta ley autoriza a los organismos financieros internacionales para desarrollar banca tradicional y realizar transacciones financieras a no residentes de Puerto Rico.

La Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras del país es la entidad encargada de emitir licencias para aquellas entidades que desean llevar a cabo transacciones financieras especificas. Esta licencia puede solicitar una subvención de Impuestos al Departamento de Desarrollo Económico de Comercio de Puerto Rico y beneficiarse de un régimen fiscal atractivo durante 15 años:

  • Impuesto a la contribución sobre ingresos del 4% (tasa fija)
  • Distribución de ingresos para los accionistas de Puerto Rico al 6% y para quienes no son de la isla al 0%
  • Exención del impuesto de licencia municipal y del impuesto sobre la propiedad (0%).

¿Cuáles son los requisitos para optar por una licencia bancaria en Puerto Rico? ¿Qué tipos de licencias existen?
Para poder conseguir una licencia bancaria en Puerto Rico es necesario cumplir con los siguientes requisitos:

  • Presentar artículos de incorporación y estatutos.
  • Alquilar un espacio de oficina.
  • Contratar al menos 4 empleados.
  • Capital social, según tipo de licencia bancaria.
  • Tener 300.000 dólares para garantías financieras.
  • Proporcionar declaraciones personales para el 10% o más de los accionistas.
  • Cumplir con la Ley de Secreto Bancario de Estados Unidos, con la Ley Patriota estadounidense y con la Oficina de control de activos extranjeros.
  • Pagar una cuota no reembolsable de 5.000 dólares y una cuota anual de la misma cantidad si se estima.

Si se tiene éxito en la obtención de licencia, la subvención de impuestos será autorizada durante 3 períodos consecutivos de máximo 15 años, es decir, un total de 45 años. Las ampliaciones se comunicarán a los 6 y 24 meses antes del fin del plazo de 15 años aplicable.

Estas son las diferentes opciones de licencias bancarias en Puerto Rico por las que se pueden optar:

  • Licencia bancaria internacional completa. Requiere al menos USD 5.000.000 $. De esa cantidad, al menos 250.000 dólares han de ser desembolsados.
  • Licencia bancaria internacional restringida. El capital social autorizado no podrá ser inferior a USD 500.000 $, de los cuales, 50.000 dólares han de ser desembolsados en el momento de la expedición de la licencia.

En la mayoría de los casos se emiten licencias bancarias completas. De los más de 50 bancos que operan desde Puerto Rico, sólo uno de ellos tiene licencia restringida.

¿Qué tipo de negocio lleva un banco offshore?
Con una licencia bancaria internacional completa podrá proporcionar servicios financieros a otras instituciones financieras internacionales o a personas no locales de Puerto Rico. Estos servicios, generalmente aceptados en la industria bancaria de Estados Unidos, incluyen:

  • Aceptar depósitos y pedir dinero prestado a ciertas instituciones gubernamentales y a no residentes de Puerto Rico.
  • Hacer préstamos y emitir cartas de crédito a no residentes de la isla.
  • Invertir en valores y existencias, así como en bono del gobierno, exentos de impuestos.
  • Llevar transacciones en cualquier moneda y comerciar con oro, plata o cualquier divisa extranjera.
  • Participar en la financiación del comercio de importación y exportación de materias primas y productos terminados.
  • Actuar como fiduciario, administrador, registrador de acciones y bonos, depositario, apoderado, agente con no residentes tras la obtención de un permiso especial del gobierno.
  • Organizar y gestionar a entidades financieras internacionales relacionadas con no residentes de Puerto Rico.
  • Adquirir y arrendar bienes personales en nombre de no locales de Puerto Rico.
  • Establecer sucursales fuera de la jurisdicción, por ejemplo, en Estados Unidos o en otro país extranjero.
  • Proporcionar servicios de gestión de activos, de inversiones alternativas, de capital privado, de fondos de cobertura, de reservas de capital, de fondos de garantía para no residentes de Puerto Rico y administración de fideicomisos.
  • Como regla general, no pueden realizar transacciones con locales de Puerto Rico, excepto en ciertos casos como: transacciones donde intervenga el Banco Gubernamental de Fomento para Puerto Rico y el Banco de Desarrollo Económico para Puerto Rico, transacciones y actividades que involucren valores emitidos por el Estado Libre Asociado de Puerto Rico, participación en sindicaciones de préstamos locales que origine la banca local y para la compra de préstamos deficientes o de alto riesgo a instituciones bancarias de Puerto Rico.

Con una licencia bancaria offshore en Puerto Rico podrá tener acceso al mercado de Estados Unidos y a una amplia gama de bancos. Entre los habituales: Scotiabank, First Bank Puerto Rico, Banco Popular de Puerto Rico, Banco Popular North America y Centennial Bank.

Fuente: Consultora Foster Swiss.


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae