El ‘trabajo líquido’ libera a los empleados de las restricciones de tiempo y espacio, según Lefebvre

Tempo RRHH, la solución de Lefebvre
En la actual era de transformación tecnológica, uno de los sectores que están sufriendo una mayor metamorfosis es el del trabajo.

Se está perfilando una nueva manera de desarrollar las relaciones laborales que se aleja de estándares de la etapa anterior, como los horarios, las categorías laborales o la estabilidad. En esta nueva etapa, prima la flexibilidad, que se aplica a todas las anteriores convenciones y acaba dando como resultado un nuevo orden laboral: el trabajo líquido.

Este concepto está revolucionando con su flexibilidad factores asociados a la vida profesional como el espacio, el tiempo, la organización o la durabilidad:

  • Desaparece la limitación a un espacio concreto y la “oficina” se traslada allí donde haya un trabajador conectado.
  • Los horarios ya no son estrictos, lo que más se valora es alcanzar los objetivos.
  • Las jerarquías se van difuminando y las estructuras laborales se vuelven más lineales.
  • Los empleados ya no aspiran a “un trabajo para toda la vida” sino que se mueven entre las compañías que más aprecien su talento.

Es una forma de trabajar diferente y, por lo tanto, requiere innovadoras herramientas que faciliten a los trabajadores el desempeño de sus actividades, de acuerdo con este nuevo concepto: de manera más flexible, sencilla y transparente.

Una novedosa solución a medida de la situación actual
Pensando en los profesionales y en sus nuevas necesidades, Lefebvre, empresa líder en España en información jurídica y práctica para el abogado, la empresa y sus asesores, ha creado Tempo RRHH, una solución diseñada para la digitalización de la gestión del tiempo. Este programa ayuda a mejorar la interacción de los empleados y su compromiso laboral al tener más transparencia sobre su jornada laboral y les permite estar en contacto directo con el área de RR.HH.

Gracias a esta tecnología, el empleado está permanentemente informado sobre sus horarios, turnos y días libres y se siente más autónomo y libre para manejar su tiempo. Desde la jornada laboral, los turnos o el control de horas extraordinarias, hasta la petición de vacaciones o la gestión de bajas, todo pasa por sus manos.

Así, para el trabajador resulta más sencillo flexibilizar el trabajo, conciliar con la vida privada y tomar los descansos necesarios.

Una obligación, pero también una oportunidad
El Decreto, que entró en vigor el pasado 12 de mayo, impuso a las empresas la obligación de implantar un sistema de registro de la jornada laboral de los trabajadores, pero como apunta Miguel Fresneda, responsable de tecnología de Tempo RRHH, también ha supuesto la oportunidad de mejorar “la interacción entre personas y su compromiso laboral; hacer más fácil y productiva la gestión del tiempo, permite al empleado focalizarse al 100% en su trabajo y genera información transparente fundamental para los departamentos de personal”.

Esos son solo algunos de los beneficios de Tempo RRHH, que ya está operativa en más de 100 empresas, y cuyo uso posibilitará el ahorro de un 86% de tiempo en gestión de presencia, la reducción de un 20% del absentismo, y una rebaja de un 85% en costes de la gestión de ausencias.


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae